jueves, 17 de octubre de 2013

BOMBILLA DE LOS POBRES...





Nuestro instinto de superación nos a hecho muchas veces agudizar nuestro ingenio y más aún cuando nuestras condiciones socio-económicas no son las más favorables para poder llevar una vida medianamente digna y acorde con nuestra condición de seres humanos. 

Eso, o algo parecido debió pensar el brasileño Alfredo Morser, que consiguió hacer brillar una botella de plástico con agua sin necesidad de utilizar para nada corriente eléctrica.  El invento que es totalmente ecológico y sobre todo sirve para obtener iluminación gratuita durante el día, ya a traspasado las fronteras de Brasil y se está utilizando por todo el mundo y no es de extrañar ya que lamentablemente la pobreza esta muy extendida sobre la faz de la tierra.  El invento es muy sencillo y al alcance de cualquiera, una botella de plástico de dos litros llena de agua a la que se le añade algo de cloro para evitar la formación de algas. La botella se la ajusta en el tejado agujereando el sitio en donde se la va a colocar y luego rellenando sus bordes con un poco de resina para impermeabilizar, listo tenemos una "botella de luz".




Para su mejor aprovechamiento la botella se coloca de tal forma que quede la mitad de ella sobre el tejado en su exterior,  para que la luz del sol cuando caiga  sobre la misma, el agua refleje la luz proporcionando una iluminación equivalente a 40 o 60 vatios aproximadamente.

Lo curioso de esto y ademas digno de reconocimiento es que  no a sido patentado ni su inventor está sacando ningún rédito económico por ello, simplemente quiere que los pobres tengan un poco de claridad en sus infraviviendas y el dinero que se van a gastar en el pago de luz eléctrica lo utilicen en otras cosas mucho más importantes como llevar un trozo de pan a sus hijos.

"Es una luz divina. Dios dio el sol, y la luz es para todos, no te cuesta  ni un céntimo y es imposible electrocutarse".  Dijo Moser en declaraciones para la BBC.





Reacciones:

0 comentarios: